Producen un lifting facial (ritidectomía facial) temporal sin cirugía.

Procedimiento

Para realizar un lifting facial sin cirugía, se insertan suturas barbadas/espiculadas en la zona facial para crear un efecto de lifting, o también para tensar o dar firmeza a los tejidos blandos faciales. Este procedimiento no quirúrgico es muy útil para aquellas personas con flaccidez facial, o para combatir los signos del paso del tiempo en la zona mediofacial, peribucal, mentoniana, alrededor de las cejas o en las zonas de cuello y papada. Estas suturas espiculadas pueden ser usadas en conjunción con procedimientos quirúrgicos tradicionales abiertos como el facelift (ritidectomía) o lifting facial o con técnicas quirúrgicas endoscópicas

Duración

Entre 30 y 40 minutos.

Anestesia

Anestesia local acompañada o no de sedación endovenosa.

Necesidad de hospitalización

Este es un sencillo procedimiento ambulatorio. El paciente podrá marcharse inmediatamente tras el procedimiento.

Recuperación

El paciente está presentable en 24-48 horas. Ocasionalmente el fruncimiento o los pequeños hoyuelos y pliegues, pueden persistir durante semanas.

Resultados

Son unas técnicas excelentes para lograr un efecto lifting (ritidectomía), aunque temporalmente. La duración de los resultados es de uno a dos años, tras los cuales será necesaria la inserción de nuevas suturas de suspensión para mantener o incluso mejorar los resultados. En conjunción con otras técnicas no invasivas o no quirúrgicas como las inyecciones de BOTOX (Toxina Botulínica), rellenos dérmicos -como son las inyecciones de ácido hialurónico-, los tratamientos con IPL (luz intensa pulsada), terapias laser, el resultado será un rejuvenecimiento claro y evidente, aunque temporal.

Dejar una consulta