Implantes de glúteos

Mejora la apariencia de la zona glútea (nalgas).

Procedimiento

Los implantes de glúteos mejoran el tamaño y la apariencia de la zona de los glúteos colocando implantes de silicona bien debajo, en medio, o encima del músculo glúteo produciendo así una mejora estética

Duración

Aproximadamente una hora y media.

Anestesia

Se puede utilizar anestesia local y sedación endovenosa.

Necesidad de hospitalización

Dependera de la decisión tanto del paciente como del médico.

Posibles efectos secundarios

Icomodidad temporal de leve a moderada, hinchazón y hematoma leves.

Riesgos

Puede que se tenga que retirar y/o sustituir el implante para tratar ciertos problemas que incluyen: rotura de implante, formación de tejido cicatricial alrededor del implante (contractura capsular) que puede provocar la sensación de endurecimiento o rigidez del glúteo, hemorragia, infección y/o desplazamiento del implante.

Recuperación

El paciente se tiene que sentar lo menos posibles durante las primeras 72 horas después de la intervención y debería tumbarse boca bajo o estar de pie la mayor parte de ese tiempo. Pueden empezar a sentarse poniendo el peso en la parte posterior de sus muslos en vez de en los glúteos. El paciente debería llevar una prenda de compresión especial en la zona de los glúteos y no debería realizar ejercicio ni levantar peso durante varias semanas.

Resultados

Los resultados varían de paciente a paciente; sin embargo, el efecto general es la mejora del tamaño de los glúteos (nalgas) que da como resultado un aspecto más estético.

Dejar una consulta