El Plasma Rico en Plaquetas es una suspensión obtenida por la extracción autóloga de sangre, o sea del mismo paciente, a la cual se le realiza un proceso de centrifugación en combinación de cloruro de calcio para la activación de las plaquetas. Esta suspensión o plasma presenta una alta concentración de plaquetas que al ser activadas liberan los factores de crecimiento. Estos factores estimulan la producción de colágeno, elastina, tejido epidérmico y el proceso hemostático. De esta forma, el Plasma Rico en Plaquetas se utiliza para distintos tratamientos, como el rejuvenecimiento facial y del cuello, mejorando la calidad y luminosidad de la piel, arrugas tanto de cara, escote y manos. Se utiliza también para mejorar la celulitis y las estrías, como también para la regeneración de tejidos, tales como, heridas quirúrgicas y úlceras. También se puede utilizar para prevenir la caída capilar. El tratamiento se puede realizar en forma de mesoterapia, relleno o simple infiltración, dependiendo del caso a tratar. En el caso de Estética, se recomienda realizar una aplicación y luego repetirla al mes. A continuación, se puede realizar el mantenimiento al mes, a los 3 meses o a los 6 meses. Es un tratamiento muy noble y seguro, ya que se utiliza tejido autólogo.

Dejar una consulta